17 de Agosto de 2017
  Documento sin título
 
Quiénes Somos
 
Misión y Visión
Historia
Administración Central
Rectores
Directorio
  Documento sin título
   
 

 

Fundación SECST, 146 años al servicio de la educación de los más necesitados.

La Sociedad de Escuelas Católicas de Santo Tomás de Aquino (SECST) fue fundada el 21 de abril de 1870, por Monseñor Rafael Valentín Valdivieso, en ese entonces Arzobispo de Santiago. 

Según la prensa de la época, Monseñor Rafael Valentín Valdivieso accedió a una solicitud de un grupo de jóvenes católicos que deseaban apoyar la instrucción primaria y la formación técnico profesional destinada a niños y jóvenes de más escasos recursos.  El Arzobispo acogió de inmediato a este requerimiento y bendijo el proyecto dando la aprobación canónica respectiva.

Este es el inicio de una gran obra de beneficencia pública que todos conocemos con el nombre de Sociedad de Escuelas Católicas de Santo Tomás de Aquino y que este año 2016 celebra 146 años de existencia. 
¿Por qué el nombra de Santo Tomás de Aquino? Porque él representa un ejemplo de santidad de vida y fue el organizador del pensamiento filosófico de su época y lo puso al servicio de la fe.  
El Papa León XIII recomendó que la filosofía de Santo Tomás de Aquino fuera la base de la enseñanza en todas las Escuelas Católicas, razón por la cual Monseñor Rafael Valentín Valdivieso decide colocarle este nombre a la naciente institución. 
Mediante una acertada dirección, esta Fundación Educacional se ha ganado el cariño y la confianza de los padres de familia, el reconocimiento de la comunidad y de las autoridades educacionales y eclesiásticas.  A través del tiempo ha obtenido importantes logros pedagógicos y académicos; ha sido considerada como una institución pionera en su campo y que ha hecho importantes aportes a la educación de niños y jóvenes de sectores populares de Santiago.

En la etapa inicial, esta Sociedad funcionaba con aportes de particulares, recursos que contribuían a la creación de escuelas y talleres de formación técnica. Era común en ese tiempo que señoras y señoritas impartieran clases en estos talleres, enseñando a coser, tejer y bordar. Estos cursos permitían entregar a las jóvenes herramientas que les sirvieran como medio de sustento en el futuro. La SECST partió formalmente con dos escuelas, una de hombre y otra de mujeres.

Con el tiempo, la Sociedad de Escuelas Católicas Santo Tomás de Aquino fue profesionalizando la formación, constituyéndose en un modelo y referente que siguió el Ministerio de Educación para instaurar posteriormente la Educación Técnico Profesional en Chile. Es importante destacar que durante esos años, finales del siglo XIX y principios de siglo XX, la Sociedad de Escuelas Católicas de Santo Tomás de Aquino fue considerada como una institución asesora del Ministerio de Educación.


Funcionamiento

Desde sus inicios esta Sociedad ha estado dirigida por personas de excelencia, por miembros importantes de la Iglesia Católica y por personalidades de trascendencia pública, ya sea en el ámbito de la educación, la política, en lo social o en la actividad económica. Es así como su primer Presidente fue don Rafael Fernández Concha y sus directores fundadores fueron: Santiago Vidal Guzmán, Pacífico Jiménez, Servando Briceño, Abdón Cifuentes, Francisco González Errázuriz, José Eduardo Fabres, Wenceslao Larraín, Raimundo Larraín, Rafael Gumucio, Eduardo Campino, Álvaro Covarrubias, José María Fredes, Benito Fernández, Celso Cáceres, David Valenzuela Carvacho y Antonio Carmona.

Años después otras personas destacadas también se incorporaron a esta gran obra, impregnada de solidaridad y con una gran visión de futuro. Es así como en 1874, la autoridad eclesiástica nombra al presbítero Miguel Rafael Prado como Presidente de la institución, manteniéndose en el cargo durante 31 años. Es bajo su dirección que la SECST comienza una etapa de progreso considerable. 
El presbítero Miguel Rafael Prado recibió la Sociedad con dos escuelas y la dejó con 12 establecimientos, todos ubicados en los sectores más pobres de la capital. Cien mil niños y niñas de escasos recursos pasaron por las escuelas SECST durante los primeros 30 años de la Sociedad, entre 1870 1900. 
Desde 1905 hasta 1920 asumen el cargo de presidente de la Sociedad don Ernesto Palacios Varas; y de Secretario General, don Eduardo Edwards. En 1906 eran 13 escuelas con tres mil 255 alumnos, en este tiempo se incorpora al directorio el destacado benefactor de la SECST, don José Domingo Cañas.  Colegios creados en esa época fueron dando origen a dos importantes establecimientos que se mantienen hasta la actualidad: el Liceo José Domingo Cañas y el Liceo Miguel Rafael Prado. Es así como la fusión de las escuelas San Pedro e Inmaculada Concepción, en 1897, dio pasado a las escuelas José Domingo Cañas y Carolina Tagle, las que posteriormente se transformaron en el Liceo José Domingo Cañas, en 1981. Por su parte, en 1908 la Escuela Nº 27 pasó a llamarse Miguel Rafael Prado, transformándose en 1982 en el actual Liceo Miguel Rafael Prado.  

Desde 1940 y hasta 1960, el Presidente de la SECST es Monseñor Luis Arturo Pérez, quien antes de su muerte entrega su herencia familiar a la Sociedad de Escuelas Católicas. Con estos recursos en 1963 la SECST construye, en terrenos cedidos por La Unión Ferroviaria de Chile, el Complejo Educacional Monseñor Luis Arturo Pérez, en la naciente población José María Caro.

A esa fecha varios de los colegios iniciales fueron desapareciendo y dieron paso a otros. Es así como en 1975, el padre Guido Tento Bocalatti, Presidente del directorio desde mediados de los años setenta hasta mediados de los ochenta, integra a la Sociedad el Liceo San Francisco, de la comuna de San Ramón, y el Liceo Politécnico Sara Blinder Dargoltz, en la comuna de Santiago.

En 1988, asume como Presidente de la SECST Monseñor Eladio Vicuña, quien lideró la institución hasta el 2006, dejando una profunda huella y legado en el ámbito educacional y de la evangelización. Durante su administración, la prioridad estuvo centrada en la modernización de la red de colegios y en la pastoral. Monseñor Eladio Vicuña identificó como una gran necesidad retomar e inculcar la identidad de colegio católico en todos sus establecimientos. Una de sus grandes aportes fue la construcción de capillas al interior de cada colegio, y las celebraciones semanales de misas oficiadas por él. Esta acción lo convirtió en una persona cercana y muy querida.

A Monseñor Eladio Vicuña, le sucede como Presidente de la SECST Monseñor Cristián Contreras Villarroel, de 2006 a 2014, quien demostró especial interés por apoyar la labor educativa de la SECST, impulsando un mejoramiento en las metodologías de la enseñanza.  

Se puede destacar también en esta época, la participación de don Luis Alberto Fernández León, quien por más de 20 años lideró numerosos cambios al interior de los colegios, como la modernización de la infraestructura. Hoy los colegios de la SECST son edificios modernos, con una arquitectura acogedora, que permiten educar dignamente a sus niños y jóvenes. Es importante destacar la contribución de la familia Fernández, la cual a través de tres generaciones ha brindado ayuda y colaboración, y mostraron lealtad y compromiso hacia nuestra institución.


De Corporación a Fundación

En 2008, la institución se constituyó como una Fundación Educacional dependiente del Arzobispado de Santiago. Este cambio legal permite que esta entidad tenga la facultad de fundar, organizar y dirigir una Red de Colegios. Gracias a esta nueva figura legal, la Sociedad ha vuelto a funcionar, como en sus inicios, mediante un Presidente y un Directorio activo, quienes están enfocados en modernizar y profesionalizar la gestión al interior de la institución. Los miembros del Directorio, así como el de su Presidente, son nombrados por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati. Actualmente su Presidente es Monseñor Fernando Ramos, Obispo Auxiliar y Vicario General de Santiago. 

En el presente, la principal misión del Directorio de la SECST es entregar, a los colegios que integran la red, directrices claras y específicas para mejorar la calidad de los aprendizajes de los alumnos y alumnas, que actualmente llegan a más de diez mil doscientos alumnos, de manera de que tengan una formación integral, teniendo presente en sus proyectos educativos la Pedagogía de Jesús.

Actualmente los colegios que forman parte de la Fundación Educacional SECST son 8. Estos son: Liceo José Domingo Cañas (Quilicura), Liceo Miguel Rafael Prado (Independencia), Liceo San Francisco (San Ramón), Complejo Educacional Monseñor Luis Arturo Pérez (Pedro Aguirre Cerda), Liceo Politécnico Sara Blinder (Santiago Centro), Colegio Santa Marta (Ñuñoa), Colegio San Alberto Hurtado (Quilicura) y Escuela Nuestra Señora del Carmen (Quilicura).   







Vea video sobre los colegios de la SECST a 145 años de su fundación.



Santiago, Marzo 2016