23 de Febrero de 2018
  Documento sin título
 
Noticias
 
SECST en la Prensa
Noticias Secst
  Documento sin título
   
 

 

Los Sueños de los Mejores Puntajes PSU de la SECST 2017

Estudiantes de los liceos Miguel Rafael Prado, José Domingo Cañas, San Francisco; del Complejo Educacional Monseñor Luis Arturo Pérez y del colegio San Alberto Hurtado, se mostraron muy agradecidos de la enseñanza recibida en sus establecimientos, donde estudiaron, en su mayoría, desde Pre-kinder a IV Medio.    

Una grata conversación, durante un desayuno, en la mañana del lunes 15 de enero, sostuvieron los estudiantes que obtuvieron  los mejores puntajes de la PSU 2017, de los colegios de la Fundación Educacional Sociedad de Escuelas Católicas Santo Tomás de Aquino, con la directora Ejecutiva de la SECST, profesora Sandra Urrutia Bravo. En el encuentro también participaron la directora Académica, Ximena Cerda; y el director de Pastoral y Comunicaciones, Ramón Abarca.

Los estudiantes que participaron fueron: Francisco Aravena, Liceo Miguel Rafael Prado, quien ponderó 745 puntos, y  postula a Derecho en la Universidad Católica; Ignacio Matus de la Parra, 717, Ingeniería civil en la Universidad de Chile; Ignacio Alarcón, 669, arquitectura Universidad de Chile; Pablo Allendes, 629, Tecnología médica, Universidad Mayor; Felipe Soto, 640, Pedagogía en Ciencias Exactas.

No pudieron asistir las estudiantes Itamar Díaz, del Liceo Sara Blinder, quien ponderó 648 puntos, y postula a Enfermería en la Universidad de Santiago; y Sofía Daza, del colegio Santa Marta, quien obtuvo 715 puntos y postula a Diseño en la Universidad Católica.

Gratitud a los profesores y colegios

En forma unánime, los jóvenes manifestaron su gratitud a los profesores y a los colegios donde estudiaron. “Recibí harta ayuda y apoyo de los profesores. Siempre que les pedía reforzar materias ahí estaban, especialmente en matemáticas”, señala Felipe Soto, quien quiere ser profesor para retribuir lo recibido.

Ignacio Matus de la Parra igualmente se manifiesta muy agradecido de la formación recibida. “Destaco la mística con la que se trabaja en todos los estamentos, ninguno es más que otro. Hay mucha conexión, hay como un sentido de familia”,  dice al referirse al Liceo José Domingo Cañas.

Francisco  Aravena menciona el espíritu de colaboración que se vive en el Liceo Miguel Rafael Prado. “Se hacen los mejores esfuerzos por entregar la mejor educación y formación, y eso se agradece”, acota. En tanto, Felipe Alarcón  destaca el compromiso de profesores, auxiliares y de todo el personal del Liceo San Francisco.

Pablo Allendes hace referencia a los valores recibidos en el CEMLAP: “Siempre se nos inculcó ser personas responsables, preocupadas de los demás, personas de bien”.

Vocación y servicio público

Al preguntárseles sobre qué mejoras solicitarían a sus ex colegios,  todos coincidieron en pedir  un mayor apoyo en el tema vocacional, “que las charlas vocacionales se inicien en primero medio, porque así ayudarán más a nuestros compañeros. Que no lleguen al final de segundo medio sin saber qué electivo seguir”, indicaron.

Francisco Aravena demandó de los colegios de la SECST una mayor formación cívica y social.  “Existe la necesidad de una mayor formación en el servicio público, tener espacios para mayores acciones solidarias y de contacto con la realidad social y con los temas y problemáticas que estamos viviendo como sociedad. Esto es muy importante para crear conciencia social”, enfatiza.

Los sueños

Ignacio Alarcón, como futuro arquitecto,  sueña con viajar y conocer otras culturas. En tanto, el gran sueño de Francisco es “cambiar la política en el país”,  que a su juicio es de muy bajo nivel. “Quiero cambiar la mentalidad de los políticos. La política es un servicio público, y quiero ser un gran servidor público”, manifiesta el futuro abogado.

Los sueños de Ignacio Matus de la Parra están relacionados con su familia. “Mi gran objetivo es darle un mayor bienestar a mi familia. Quiero darle lo mejor”. Pablo Allendes desea dejar una huella positiva en el mundo, creando avances en la tecnología médica,  “que permitan, por ejemplo, combatir el cáncer”.

Felipe Soto sueña con ser un referente positivo. “Quiero devolver la mano por lo recibido. Quiero cambiar la educación, que sea de mayor motivación para los estudiantes, para los niños y jóvenes, para que sean más participativo, más comprometido con ellos mismos,  con mayor interés  por aprender, y dejar de lado el conformismo”.  

 

  Fuente: Comunicaciones SECST

       


Galerías de Fotos: